Renacimiento 1


Todo empezó el 02/06/2020 saliendo de una perdida de mi hijo Jesús Isaí. Había quedado en estado crítico. Me residenciaba en la casa de mis padres. Para la fecha 12/07/2020 ya estaba bien.

Conocí a un muchacho mayor que yo acepté una salida. Me sentía sola. En esa salida hablé y dije cosas que no tenía que decir. Mientras habíamos terminado de hacer el amor, mis palabras habían sido que ninguno de los dos nos íbamos a enamorar. Que todo era pasajero, tanto por el que era casado y yo no quería problemas sociales. Al pasar dos meses, al menos eso duré sin verlo, desde aquella vez pensé si todo fue como lo había dicho pasajero. Aunque en el fondo de mi corazón lo quería volver a ver.

Bueno, al paso de 15 días más lo vi. Me invito a salir de nuevo y volvimos a estar juntos. Dentro de mi despertó algo. Lo quería abrazar. Tener a mi lado. Mejor dicho, lo había empezado a querer.

“Luego de aquella vez no lo volví a ver más. Pasaron días, meses. Casi que tres meses sin saber de él. Luego un día, en la tarde, nos encontramos de casualidad. Le importe. Nos vimos.”

Decidimos escaparnos otra vez. Hacer de las nuestras, aunque sabíamos era casado y yo tenía que mantener cierta distancia. En eso al pasar de 6 meses me enamore perdidamente de él. Se convirtió en mi todo en mi vida. Mi ángel. Mi último amor – y luego de eso se volvió rutina.

Sus importancias se alejaron. Andaba con otras mujeres. Le dejo de importar su amor por mí. Yo sufría, sufría porque desde el fondo de mi corazón lo amaba tanto que a veces dejaba mis cosas atrás. Por el pasaron más o menos 3 meses para darme de cuenta que no le importaba lo mismo que el a mí. Decido una gran decisión en mi vida, que fue a aceptar a Cristo en mi corazón. Y aunque todavía a la fecha 12/7/2021 lo sigo amando. Se que dios me va a conceder el milagrito de sacármelo bien lejos de mi corazón.

 

La cronista Ana Lucia es de Venezuela.

Related Posts


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Una idea sobre “Renacimiento