Tormentas


 

Mi nombre es Blanca Flórez. Nací en Bogotá, Colombia. Llegue a este país el 15 de diciembre, 1989. Me casé muy chica y de esa relación tuve 2 hijos Howar Urrego y Yazmin Urrego.

Desde muy pequeña fui la primera hija en el hogar. 5 mujeres y 4 hombres. Mi padre nos abandonó y quedamos viviendo en Colombia con mi madre. Ella y yo prácticamente fuimos las que pudimos llevar a delante la familia con el tiempo. Mi papa emigro a un hermano y la condición que él le puso fue que iba a luchar a trabajar y a estudiar para traerse a toda la familia que él había dejado en Colombia. Al pasar de los años la familia fue migrando. Yo fui una de las ultimas en venir al país. Espere que los últimos hermanos vinieran para yo venir con mis hijos puesto que ya me estaba divorciando de mi esposo.

Llegue en el año 1989 a New Jersey (Newark) y allí empecé a trabajar hasta el 31 de abril del 1990 y me traslade a vivir a California. Llegue a trabajar en el consulado de El Salvador y agencias de viajes en Los Ángeles y siendo voluntaria de diferentes organizaciones entre alguna la Casa del mexicano y el Cívico Patriótico en los años 1992 – 1995.

Luego me traslado a vivir a Bakersfield, California en el año 1993. Iba y venía y me radique por completo en el año 1995.

“Tuve una relación y me casé, pero desde el comienzo era una relación tormentosa no por mi pareja si no por la familia”.

Duré 27 años con él y nos separamos, pero lo más triste es que yo siempre viví con familia de él. Un hermano casado, su esposa y 3 hijas que nacieron en la casa a donde aún vivo. Él no se ocupa de ella y mi esposo se marchó. Entonces yo me hecho cargo prácticamente del hogar, pero ha sido muy difícil para mí asumir esta responsabilidad. La primera hija de la pareja tiene 22 años y tiene 3 hijos y no tiene su pareja estable con 2 relaciones con mucha violencia y drogas.

La segunda hija 21 años embarazada y con una pareja también violentos los dos y está embarazada 5 meses y no quiso estudiar. La tercera niña tiene 17 años. Le gusta las drogas, el trago y no quiere estudiar. Entonces para mi es muy difícil porque los niños son los que sufren porque no les dan el cuidado que ellos necesitan y en cierta forma son abusados en el sentido de gritos y a veces maltrato. Yo no puedo hacer nada al respeto porque, aunque yo los quiera ayudar aconsejar de como debes de sacar adelante la familia no he podido y no he podido llevar la queja fonda porque le pueden quitar los niños y tenerlos el gobierno.

Por otra parte, soy una mujer muy activista que lucho por los derechos y ayudo a las campesinas. Me gusta la misión de Lideres y luchamos cada día para cumplir con este propósito y no llegar a pasar con Lideres lo que paso con María Moreno que por culpa de otras personas quisieron opacarlas y quedar en el olvido. Pero, gracias a ustedes la pudieron rescatar. Gracias.

Estoy viviendo un momento muy tormentoso de mi vida. Por último, le doy gracias a Dios por ser la mujer que soy. Gracias a mi madre que siempre me oriento los buenos principios y salir adelante venciendo todos los obstáculos que se no presentan en la vida con mucha valentía y también con mucha espiritualidad y hacer una mujer guerrera que eso es lo que soy.

 

La cronista Blanca Flórez escribió, “Soy una mujer, madre e hija. Hermana y muy espiritual. Soy una mujer luchadora para ayudar y proteger a la mujer campesina. Trabajando con Lideres Campesinas.”

 

Related Posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.