Parada en los hombros de Ma Rosa y Mama Licho


Estoy en un punto de mi vida en el que una profunda reflexión amanece sobre el deseo y la presión abrumadora de revitalizar y continuar las historias de mi familia. Siempre me he sentido arraigada en mi cultura e identidad a través de mis abuelos, ya que 3 de ellos emigraron de México y uno era de Estados Unidos.

“También siempre he luchado con mi identidad siendo latina debido a la disyuntiva/desconexión que tengo con mi cultura debido al hecho de que soy la única en mi familia que no puede hablar español. Tener esta barrera del idioma ha sido mi mayor inseguridad porque crea una división entre las personas y la familia que están justo delante de mí.”

Constantemente me siento como un producto de asimilación cuando mi familia ejemplifica y es un producto de resistencia. Y aunque siento esta inseguridad, está dominada por la fuerza del amor que recibo de mis abuelos.

He perdido mis dos abuelos, pero tengo la bendición de tener mis Abuelitas Ma Rosa y Mama Licho en mi vida. Tener la presencia irradia un poder de resiliencia y fortaleza, me esfuerzo por llevarla y transmitirla a mis hermanas menores y a las generaciones futuras. Y he intentado y seguiré elevando sus historias todo el tiempo que pueda.

 

La cronista Valerie Jaimes dice,  “estoy parrada sobre los hombros de mis padres, Charlotte y Juan Jaimes que están parrados sobre los hombros de Alicia y Arthur Morgan y Rosalba y Lázaro Jaimes. Soy de Santa Bárbara, Ca. y actualmente soy un tercer año en la Universidad de San Diego estudiando Sociología y Estudios Étnicos. Mi pasión es estar con mi comunidad y ser un sistema de apoyo para mis hermanas menores, Lily y Alicia.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *