Silencio


Los Olmecas y Mixtecos con el polvo cruzan sus caminos en círculos con el silencio que es una constante en nuestras caminatas.

El silencio está en nuestros huesos, construido en los espíritus de nuestras historias de silencio.

El silencio y el polvo están en nuestros vientres, están en las tumbas de nuestros traumas. Hoy, está en mi casa.

Tu padre muerto se ha convertido en tu silencio, tu espacio.

De nuevo somos silencio y polvo bajo nuestras narices. Mi cabeza es polvo.

El polvo es nuestro silencio de siglos como Mixtecos, somos los silencios.

Tu polvo, papá, cubre mi silencio, mi voz revela ser silencio.

“¿Por qué revelarse al sagrado silencio?”

No hay respuesta, no hay palabras. Las palabras, los silencios, el polvo los entretejo en mi trabajo?

Trenzando sigo en silencio en mis raíces, y mi voz con los Olmecas y Mixtecos cruzando los caminos en constantes círculos.

 

La cronista Mayuli Bales nació en Oaxaca, Mexico y vive en Minnesota.

Nota al lector: El poema original en inglés tiene palabras en español. Para referencia del lector, las itálicas indican la palabra escrita en español en el original.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *