En este momento


Pues no sé cómo empezar mi historia, y creo que es porque en este momento de mi vida no se para donde seguir. Antes de graduarme de la high school (prepa) creo que mi vida no era tan complicada o al menos no pensaba mucho en que sería de mi vida en unos meses. Al llegar al senior year (último año), que por cierto fue quinto año se pasó muy rápido, todo el año era a cerca de tomar decisiones y la verdad yo estaba muy confundida que haría cuando me graduara. Tuve mucho apoyo por parte de mi consejera en el programa migrante y demás personas que estaban ahí para lo que yo necesitara, pero en mi casa, en mi familia desde hace ya un año se empezó a ponerse muy crítico.

Mi hermano fuma marihuana, y consume otras drogas que la verdad no se cuales son. Solo sé que lo ponen muy agresivo y varias veces intento hacernos daño. A mi hermana mayor Alejandra la amenazo con un cuchillo, a mi mamá y mi papá los golpeo, a mi hermana menor María José trato de ahorcarla, a todos nos insultaba. Yo trataba de no ponerle mucha importancia, pero en verdad me dañaba mucho.

“A parte de ver como arruinaba su vida creo que también la de los demás integrantes de la familia lo hacía muy difícil. Mientras iba a la high school (prepa), Alisal High podía “manejar” mi situación y salir adelante con mis estudios. Y como dije a pesar de que mi escuela tenía varias personas que me apoyaban, en mi casa yo no encontraba mucha esperanza de seguir adelante. Mis padres siempre nos han apoyado a mí y a mis hermanos con la escuela, pero tampoco tenemos una muy buena situación económica. Además de eso yo estoy aprendiendo inglés y me da bastantes nervios cuando empiezo hablarlo que hace que me equivoque más y no pueda comunicarme fluidamente.”

A la mitad de mi último año en la high school (prepa) decidí que no continuaría con las aplicaciones a la universidad ni al colegio comunitario y que en el año 2017 yo regresaría a México para continuar en la escuela. Esa decisión o idea me quito mucha presión y a la misma vez creo que me puse en una zona de confort.

Cuando se terminó el año escolar en Alisal High School me metí a trabajar en el campo cortando fresa. Tarde algún tiempo en aprender a cortarla y a acostumbrarme al dolor en la espalda. Empecé a ahorra la mayoría de mi sueldo, también empecé a ayudar a mis padres con la renta y los gastos de la casa. Yo tenía o tengo pensado pagar la universidad en México con ese dinero, pero mi hermano cada vez se ponía más violento y estar en casa era algo muy desagradable, tu hogar es el lugar donde puedes estar seguro, pero en nuestro caso teníamos que estar alerta por si mi hermano se le ocurría hacernos daño. Mis papás ni mis hermanas podíamos ya seguir así, así que decidieron llevárselo a México y buscar ayuda allá ya que tenían miedo de que si le hablaban a la policía aquí pudiera ponerse agresivo y lo mataran como ha sucedido con muchos jóvenes en Salinas.

Desde que se lo llevaron yo he aportado con más dinero y he tenido que pagar más bills (fracturas), así que mis ahorros disminuyeron.

Quiero continuar con mi educación ya sea aquí o en México y lo hare y estoy algo contenta de no haber ido este año y ayudar a mis padres y me ha ayudado a pensar más claramente que hacer. Aun no se si irme o quedarme, pero ahora tengo más enjundia en mi corazón y esperanza en mí misma.

 

La cronista Cristina García es campesina, cortadora de fresas, y de Salinas, Ca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *